Siempre me han gustado las casas de muñecas y las cosas pequeñas. Poco a poco he ido probando a hacer cosas y después de un tiempo curioseando en otros blog he decidido crear el mío propio. La intención es ir publicando las miniaturas que vaya haciendo.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Sillas corazón

Después de un mes he terminado mis sillas para la casa de la ratita (que como veis sigue sin vestido). La mesa la hice primero pero quería enseñárosla con las sillas.


La proporción entre los muebles y la ratita es un poco extraña, porque estando de pie junto a las sillas, éstas parecen demasiado altas, y qué decir de la mesa. Sin embargo, sentada en la silla la altura es la justa. Esto es debido a que es de pata corta. Teniendo en cuenta que las sillas son para sentarse, creo que la escala es la adecuada.


La mesa como ya os habréis dado cuenta está hecha con una parte de un carrete de hilo que recorte a la medida y un pieza de plástico redonda. La  pinté en blanco y unas rayitas rojas. En el borde lleva un trozo del papel de las paredes cortado en ondas y como por arriba quedaba muy sosa le añadí los corazones.

Las sillas son una versión simplificada de unas que vi en un tutorial. Para las patas utilicé unos palitos de 2x2 mm que compré en un todo a cien, son de colores escogí el amarillo por ser el más claro, sin embargo he tenido que dar un montón de capas de pintura y aún así las patas tienen un blanco un poco más amarillento que el asiento. Para el asiento y el respaldo he utilizado madera de 1,5 mm (de un depresor).


Después de varias capas de pintura blanca, pinté las rayitas rojas, creo que no hay ninguna derecha. Aquí se ven las sillas en más detalle en el respaldo he dibujado un corazón con ramas verdes con guindas rojas, es algo parecido a una imagen que encontré en internet cuando buscaba el papel con cerezas para la pared. Y por último pegué los corazoncitos: son de esos que venden en los chinos para adornar las uñas, para el respaldo los pegué de dos en dos porque son muy finos.


Solo iba a hacer dos sillas, realmente no entran más, pero corté dos corazones más por si no me quedaban bien y ya que tal pues hizo dos asientos de más y una vez cortadas pues las monté y las pinté... Bueno el caso es que ahora tengo dos sillas de más, las guardaré para las vistas. Las sillas y la mesa irán en este rincón y en el otro la cocina.



4 comentarios:

  1. Looks great! I love the new chairs! =) Thanks for sharing
    Hannah

    ResponderEliminar
  2. Que escena mas bonita y alegre. Feliz Navidad! Marisa

    ResponderEliminar